Señalización de pavimentos y suelos

A la hora de señalizar un suelo lo más común es pensar siempre en el material que será más adecuado en función de las necesidades de las personas que lo van a transitar.

Así, poca gente repara en otro punto que puede ser, en muchos casos, tan importante como lo anterior: la señalización de pavimentos y suelos.

Señalización de suelos y pavimentos

La necesidad de señalizar pavimentos y suelos

La necesidad de señalizar pavimentos y suelos, el motivo, es ofrecer información. La delimitación de zonas sirve para no interrumpir el trabajo de los demás ni que nadie quede expuesto a la peligrosidad de las actividades que se llevan a cabo en lugares que no se conocen.

Se definen indicaciones y obligaciones, se da aviso de la peligrosidad de algunos elementos, etc.

La motivación de señalizar el pavimento es que mejore la productividad así como el ambiente de trabajo y, por supuesto, que el grado de seguridad sea máximo.

¿Cómo se realiza la señalización de pavimentos y suelos?

Para comenzar con la señalización de suelos y pavimentos , es necesario conocer con claridad cuáles son las zonas y elementos que se desean señalizar.

Para que las dimensiones sean correctas se deberá crear un plano indicativo que será el que nos permita posicionar las líneas en el suelo, siempre en base a un plano real del sitio.

Después se trata de posicionar las líneas y limitar el ancho de banda con cinta.

Finalmente se dan dos capas de pintura de los colores seleccionados al pavimento, dejando pasar el tiempo necesario entre capa y capa y, por supuesto, asegurándonos de que la definición de las líneas es perfecta.

Señalización de suelos y pavimentos

Los colores utilizados para señalizar suelos y pavimentos

Existe un código de colores estandarizado en la señalización de pavimentos y suelos aunque hemos de decir que este no siempre se utiliza o que hay situaciones en las que simplemente se crea y pone en práctica algún otro. En cualquier caso, este código de color es el que se aprende en los cursillos de riesgos laborales y otra formación relacionada. Veamos lo que cada uno de los colores significa en este contexto:

  • Blanco: Define las zonas de circulación y se utiliza para marcar recipientes de basura en el suelo.
  • Marfil: Así se hace saber que existen partes móviles. También se indican los bordes de área donde de trabaja con maquinaria.
  • Amarillo: Zonas de trabajo y de almacenamiento. Áreas libres frente a equipos de incendios. Puertas bajas. Grúas de taller y equipo de movilización de material.
  • Naranja: Partes peligrosas de maquinaria.
  • Rojo: Elementos de protección contra el fuego. Recipientes para el uso de líquidos inflamables. Mecanismos de parada.
  • Púrpura: Riesgos de radiación.
  • Azul: Obligaciones. Indicaciones.
  • Aluminio: Superficie de metal que se calientan.
  • Gris: Recipientes para basura. Soportes de elementos de aseo. Armarios.

Esta es la manera en la se procede para realizar un correcto servicio de señalización de pavimentos y suelos, generalmente de carácter industrial, que es donde se pueden dar las situaciones que se citan en cada uno de los colores.

Señalización de suelos y pavimentos

Es importante, por supuesto, que la pintura utilizada para la señalización de suelos y pavimentos sea de buena calidad y transitable y que reúna las características que la hagan adecuada para que dure; de eso nos encargamos nosotros.

Pero más importante aún es que cualquier persona que transite el lugar sepa cómo funciona el código de colores para que el nivel de seguridad sea máximo y el trabajo, eficiente.

Anuncios