Pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón

El revestimiento de suelos de exterior es de lo más demandado en Technical Floor.

Si bien, existen varias posibilidades y nuestros clientes suelen confundirse entre dos de los materiales más utilizados, o bien no conocen sus características, teniendo que ser asesorados para tomar la mejor decisión.

En esto somos expertos, por supuesto. Sin embargo, nos gustaría aprovechar que sois muchos quienes no conocéis bien las diferencias para hacer hoy una comparativa pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón.

Pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón

Pavimentos de cemento

Para empezar con esta comparativa de pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón.

El pavimento de cemento es puramente de exterior. Su mayor utilidad se da en calzadas, carreteras, pistas y grandes superficies industriales.

También cubre otras pequeñas construcciones y, por supuesto, se puede usar para crear algunos estilos de interior, pues con las técnicas de pulido y otros acabados se consiguen resultados de todo tipo.

Por sus características se adapta a todo tipo de suelo así que, además, puede servir como una base resistente, fuerte y duradera para otro tipo de revestimiento.

Es capaz de minizar las deformaciones, tampoco crea polvo y su estabilidad es más que destacable.

Suelos de hormigón

Siguiendo con esta comparativa de pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón.

Pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón

El hormigón es un material utilizado, de toda la vida, tanto en interior como en exterior, aunque mayormente en este último tipo de superficie, destacando suelos de industria, carretera, pavimentos deportivos de exterior…

Es muy económico, pero, además, tiene otras muchísimas ventajas: su mantenimiento es prácticamente inexistente, es duro y resistente, impermeabile y, por supuesto, a día de hoy, se personaliza con colores y estampados.

Diferencias pavimentos de cemento y suelos de hormigón

En este apartado de la comparativa de pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón hablaremos de las diferencias entre estos dos materiales.

Sabiendo esto estarás pensando que tanto uno como otro son dos materiales que pueden satisfacer tus necesidades particulares por igual.

Composición

El cemento es el material básico y el hormigón contiene cemento en su composición. Es decir, el primero puede utilizarse por sí solo pero también puede ayudar, junto con más elementos, a crear otro tipo de paviemntos.

En el caso del hormigón, además de cemento, incluye otros materiales como la arcilla y la caliza.

Aspecto

El color del cemento es gris medio o algo oscuro y su textura es de polvo fino.

El hormigón, por su parte, al mezclar varios materiales, adquiere tonalidades diferentes, propias de piedra, ladrillo, elementos reciclados…

Lo mismo ocurre con la textura, si bien, este aspecto se procura que esté siempre mejor trabajado para que el resultado final sea tan bueno como el que se obtiene con culquier otro material de construcción.

Tenemos así que el cemento es la base de la construcción y pavimentación de exteriores y que sirve para desarrollar el hormigón.

Pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón

Hasta aquí este comparador de Siguiendo con esta comparativa de pavimentos de cemento vs. suelos de hormigón esperamos haberos ayudado a diferenciar mejor los usos y características de cada material de pavimentación. Aún así, si tenéis cualquier duda podéis preguntarnos en los comentarios.

Y si lo que buscáis es un servicio de pavimentación con hormigón o cemento en Barcelona y alrededores, poneos directamente en contacto con nosotros y os asesoraremos.

Anuncios

Ventajas de los pavimentos y suelos continuos

El suelo continuo es una novedad que se ha convertido en toda una revolución gracias a las prestaciones tan útiles que presenta. Y es que, además de la propia eliminación de las juntas, este tipo de suelo ofrece impermeabilidad y es antipolvo, por comentar algunas cosas positivas. Pero son muchas más las ventajas de los pavimentos y suelos continuos.

Eficiencia del material de construcción

Los soportes o bases de suelo tienen juntas de dilatación, paradas o en movimiento. Como sea, la mejor opción es aplicarles un tratamiento especial que evite que se creen fisuras.

Pavimentos de color Barcelona

Los pavimentos continuos sirven para asentar la base de hormigón o de cualquier otro de los muchos materiales que crean juntas de dilatación. La resina se introduce rellenando cualquier hueco y las juntas desaparecen, alargando la vida útil del pavimento y ofreciendo unas mejores prestaciones, incluida la seguridad.

Durabilidad

Los pavimentos continuos son tan duraderos como los que no. Es decir, el hecho de que ofrezcan otras prestaciones no significa que coleen de esta. Así, este tipo de suelos es todo lo que se necesita en la mayoría de los casos.

Mantenimiento pavimentos barcelona

Impermeabilización

La resina, en conjunto con el resto de materiales utilizados para revestir pavimentos y suelos, es resistente al agua, mucho, sobre todo si la comparamos con los materiales comunes para la construcción de suelos, como puede ser el hormigón.

Así, se vuelve un indispensable en industrias donde se trabaja con agua o hielo en cualquiera de los procesos de producción.

Facilidad de limpieza y mantenimiento

Un suelo con juntas es un foco de suciedad y de infección. Y esto no se puede permitir en muchos de los sectores. De hecho no debería estar permitido en ninguno.

Las juntas son lugares de muy difícil acceso y en ellas se acumula polvo, bacterias, restos de productos o alimentos y mucho más.

Su limpieza es difícil, por ello, si no se realiza una limpieza profunda, la mayoría de estos restos permanece en el suelo, perjudicando notablemente el ambiente y los productos de trabajo.

Pavimentos industriales

Los suelos y pavimentos continuos, por su parte, eliminan estas juntas por lo que, además de no existir problemas de acumulación, la limpieza y el mantenimiento son muy sencillos, permitiendo crear ambientes asépticos y haciendo que este tipo de suelos sea el más recomendado en lugares como laboratorios, farmacéuticas, escuelas infantiles, hospitales, industrias de alimentación, hostelería y, en definitiva, todos aquellos lugares relacionados con la salud y en los que la limpieza es imprescindible para ofrecer los servicios adecuadamente.

Además de esto, el simple hecho de que el pavimentos continuo sea fácil de limpiar y mantener es un plus en sí mismo, pues ahorra tiempo dedicado precisamente a la limpieza y demás, algo que es de agradecer en un mundo en el que funcionamos a contrarreloj.

No son pocas las ventajas de los pavimentos y suelos continuos. Está claro que se trata de un tipo de revestimiento ideal en prácticamente cualquier sector, aunque, por supuesto, no para todos. Por ello, lo mejor es dejarte asesorar por un equipo de profesionales del sector que te indique si, en tu caso, el pavimento continuo es una buena opción. ¡Seguro que sí!