Suelos industriales de pavimento semi flexible

Los suelos industriales de pavimento semi flexible están cada vez más de moda. El sector avanza y poco a poco vamos realizando mejoras en materiales y técnicas hasta el punto de que prácticamente estamos renovándonos al cien por cien. ¿Quieres saber qué tienen de especial este tipo de pavimentos y por qué nos encanta instalarlos?

¿Qué son los suelos industriales de pavimento semi flexible?

El suelo industrial de pavimento semi flexible es aquel que combina, con el asfalto de alta porosidad, un mortero especial. Esta mezcla hace que se cree una propiedad especial, de manera que el material pasa a ser, en seco, semi flexible, de ahí su nombre. Esto nos indica que es resistente como el mortero pero la flexibilidad conseguida con el asfalto lo vuelve menos frágil. Esta era su intención desde el momento en que se creó y este sigue siendo su objetivo hoy día.

Suelos industriales de pavimento semi flexible

¿Qué ventajas ofrece su colocación?

Son cuatro las ventajas principales de este tipo de instalación. Veámoslas.

  • Sin juntas

Una de las características del pavimento semi flexible es a su vez una gran ventaja. Hablamos de la ausencia de juntas.

Si te das cuenta, los problemas de los pavimentos de concreto vienen dados, prácticamente todos, por este motivo precisamente.

Sin embargo, un suelo sin juntas es mucho menos débil y tolera mucho mejor la agresión,, de manera que no facilita, en absoluto, las filtraciones como si lo hace el concreto y otro tipo de pavimentación. Existe una protección total de la superficie (y del suelo que cubre) puesto que no hay zonas más expuestas como son las juntas.

  • Resistencia

Este material es resistente tanto a impactos físicos (más que otros pavimentos tradicionales). También resisten muy bien la carga abrasiva sin deformarse. Ello hace que sea ideal para instalaciones en las que es constante el arrastre de equipos o de mobiliario.

  • Impermeabilidad

Este pavimento tiene una gran capacidad impermeable. Ello hace que ni fugas de aceite ni derrames químicos sean capaces de deteriorarlo ni de que, por supuesto, puedan crearse filtraciones. La base de tu suelo estará perfectamente aislada si la cubres con un semi flexible de calidad.

Pavimentación industrial impermeable

  • Instalación

Finalmente, los suelos industriales de pavimento semi flexible son muy fáciles de instalar. Esto se hace muy rápidamente y te permiten,a demás, ser usados entre uno y dos días después de colocado, lo cual hace que, indudablemente sean invencibles en cuanto a rendimiento.

En definitiva, nos encontramos con un tipo de instalación flexible, resistente, cómoda y apta para un uso rápido. Todo ello se traduce, por supuesto, en un ahorro para el cliente, que se encuentra con un pavimento que durará muchísimos años, que no se va a ir estropeando con el tiempo ni requiere de mantenimiento, que es resistente a agentes que otros no lo son, que es impermeable y que, por supuesto, te permite volver al trabajo en muy poco tiempo, algo de lo que pocos materiales pueden presumir.

Anuncios